Si eres animador turístico, graba para siempre en tu mente la siguiente frase:

«Los clientes recuerdan y valoran las experiencias positivas, en especial aquellas que demuestran una comprensión de sus necesidades y expectativas.» 

 

 

Hoy en día con los programas de animación tenemos que conmover y emocionar, echar mano de la memoria episódica del cliente, esa memoria relacionada con sucesos autobiográficos.
Si eres madre o padre, sabrás bien que siempre recordarás las “primeras veces” de tu hijos, sus primeros pasos, palabras…
Aquí, con esta actividad vamos a emocionar y asegurarnos de estar presentes en el recuerdo de esos padres, nuestros clientes, durante largo tiempo. 

Dejar el chupete 

 

Esto es una de las primeras cosas que un niño tiene que dejar ir en su vida. ¿Por qué no nos involucramos con esa familia? ¿Por qué no le facilitamos un momento del que tener siempre un recuerdo especial? No siempre es fácil para un niño dejar el chupete, puede conllevar lloros o malas noches durante unos días… ¿Y si se lo ponemos más fácil a niños y padres? 
En los países escandinavos, cuando los niños dejan de ser bebés, la familia realiza un ritual: dejan el chupete en la naturaleza. Lo llevan al bosque y lo cuelgan en un árbol. A cambio, las hadas y duendes del bosque protegerán al niño de por vida. ¡¡¡Es un intercambio estupendo, no???? 

El departamento de animación crea El Árbol de los Chupetes

 


Y ahora, ponte en situación… 
Vamos a elegir un árbol de nuestro establecimiento (como la elección va a ser para siempre, procura elegir bien). Elige un árbol bonito, con un entorno fácil. ¿Ya lo tienes? Ahora imagina poner a su alrededor una pequeña valla de madera, de esas de poca altura, puede ser blanca… la razón es diferenciar el árbol, darle un marco y una importancia.
 
Pon un letrero, placa, cartel… Con una breve explicación…



Dale magia.

Puedes colgar algunas casitas de pájaros pintadas en colores pastel, no demasiadas. Puedes poner unas pequeñas setas en la base del árbol e incluso un minilugar mágico en el que parezca que hadas y duendes viven allí (son tendencia los minijardines de hadas y el pie de este árbol sería el lugar ideal). (En Pinterest existen miles de ideas).
(Encontrás material en un bazar chino, puedes usar también decoración para acuarios…). 

 

http://www.minimalisti.com/garden-landscape


El procedimiento:

Desde mi punto de vista, debemos tener bolas de plástico vacías (de venta en Amazon o Aliexpress, donde creo que aún son más baratas). Los padres nos deben pedir la bola donde introducirán el chupete y la colgaremos del árbol con una cinta del color que nosotros determinemos.
Sería muy especial que nosotros dejásemos para el niño un detalle en el árbol, para que en el momento en que el niño deje su chupete, se lleve una recompensa. Podemos darle Aspitos, galletas…
 
Para que el árbol sea más particular aún, podemos colgar algunas pequeñas estrellas de las que brillan en la oscuridad; por la noche tendrá puntos de luz mágicos… 
 
✩      ✩      ✩     ☾
Esta actividad es sencilla, barata y única. Es de esas experiencias enternecedoras que siempre se convierten en un momento de hacer fotografías y mantenerlo en el recuerdo. Es, sin lugar a dudas, un instante memorable para la familia y nuestro establecimiento tiene la oportunidad de participar en primera persona. 

 

 No te pierdas las fotos de PETIT FOTO,son fantásticas, como las de todo su blog. Si te apetece, puedes dar una vuelta por el parque de la Batería de Torremolinos y visitar uno de los primeros árboles de chupetes de España y de paso me haces una visita.
¿Te Animas?