En el año 96, durante un curso de Animación Turística, escuché por primera vez la expresión “FrozenImage«.

Poníamos en nuestros programas de animaciónFrozens” a la puerta del restaurante para promocionar el espectáculo que tendríamos por la noche. La “frozen” es lo que conocemos como “estatua viviente”.

Intentábamos, casi siempre con éxito, permanecer lo más quietos posibles, maquillados y vestidos según la temática del show que tendríamos por la noche.En un equipo de animación pequeño, como éramos por aquellos años, no podíamos permitirnos más que estar dos o tres personas realizando esta acción de marketing.

Un día en la Navidad de 1999, decidimos los tres integrantes del equipo suprimir las actividades de animación del 23 de diciembre por la tarde; íbamos así a tener tiempo y nos prepararíamos para la que pensábamos que iba a ser la frozen más especial del año…

¡Un Belén Viviente!!! ¡¡¡ todo plateado !!!!

Te prometo, que en aquel entonces, aquello fue un bombazo.

San José, la Virgen y un ángel (servidora), vestidos en color plata con unas telas de gran caída y maquillada toda la piel que quedaba al aire del mismo color, provocaron un efecto sorprendente entre todos los clientes alojados y el personal que trabajaba.
Pienso que aquello fue el principio de lo que más tarde sería la obsesión por encontrar más oportunidades que justificasen llevar a cabo esta disciplina que tanto gustaba.
Si tenía noche del terror, creábamos distintos escenarios a lo largo del establecimiento para sorprender al mayor número de clientes posibles. El Doctor Frankenstein, con su criatura verde tumbada en una mesa de metal (gracias a la cocina) junto a la recepción. La niña del exorcista yacía en una cama junto a unas puertas automáticas por donde los clientes estaban obligados a pasar, Freddy en otra esquina….

Si esa noche tocaba Fantasía sacaba a todas las princesas que el personal me permitía y las ubicaba junto a sus apuestos príncipes de camino a la entrada del restaurante.

Frozen para Fantasía
Si promocionábamos noche de los 70 metíamos una pareja con su ropa multicolor y sus pelucas afro dentro de un ascensor con la música a todo trapo y cuando un cliente llamaba se encontraba a esas dos preciosas figuras con música setentera.
El día del Planeta, colocamos a Rakel junto a un árbol seco vestida de planta.
Frozen Día del Planeta
Frozen Día del Planeta
En fin, siempre he encontrado alguna excusa para incluir frozens en el programa de animación…La última, la recuerdo especialmente: Alberto con su cuerpo escultural maquillado totalmente  y arropado por el fantástico atrezo del Rey León ponía este arte callejero en la recepción del hotel, con un éxito rotundo, promocionando el espectáculo que tendríamos por la noche.
Hoy en día se continúan llevando a cabo estas acciones en los hoteles y por supuesto más trabajadas…La calle nos lo pone muy difícil, en los 90 encontrábamos estatuas en Barcelona y Madrid, hoy en día están por todas partes y cada vez son más sorprendentes.
Estatuas vivientes en la calle
Bueno, y me dirás,_ Rosa, ¿a qué viene toda esta historia de las frozen?
Verás, hace unos días, mi excompañera Almudena me etiquetaba en Facebook junto a otros seis amigos en una noticia cuyo titular rezaba:

“La moda de los “mannequin challenge” crece entre los famosos”Aquí.

Hasta ese día, durante el mes precedente, había visto muchos vídeos de esta nueva moda viral en la red; los de la selección española de fútbol, Hillary, Michelle Obama y hasta el de la clase de 3º de la ESO de mi hijo Sebastián…pero no fue hasta que Almudena me etiquetó en la noticia, junto con algún comentario cariñosamente irónico, cuando caí en la cuenta de lo fácil y divertido que podía resultar hacer esto en un hotel.
Como te digo, he visto muchos, e incluso de algunos hoteles, pero lo que aún no he visto es a los clientes y al personal juntos.

FELICITA LA NAVIDAD CON TU MANNEQUIN CHALLENGE

Vamos, tienes a los clientes comiendo de tu mano, el último show que vieron les gustó mucho…van a hacer lo que les pidas.
  • Avisa que mañana por la noche, antes del programa de animación el establecimiento va a hacer la grabación de su propio #mannequinchallenge y pide su ayuda.
  • Prepara algunas guirnaldas y adornos navideños, bolsas de cotillón…lo que se te ocurra.
  • Explica en qué consiste, por si alguien no lo sabe y ruega que estén muy quietos.
  • Si están dispuestos en mesas, pide que cada mesa represente una acción (haciéndose un selfie, brindando, fotografiando el escenario, abrazándose, aplaudiendo…)
  • Empieza grabando de atrás hacia delante (del fondo de la sala hasta el escenario) de modo que puedan tomarse un pequeño descanso.
  • Cuando ya tengas en primer plano el escenario, da la vuelta y haz una última toma de todo el mundo desde arriba del escenario.
  • Yo, lo terminaría con un ¡Feliz Navidad! multitudinario.
Esto te puede servir para felicitar las fiestas a todos los clientes que se encuentran en tu base de datos. Date prisa al editarlo y no dejes de escribir un mensaje con vuestros mejores deseos.
Muy importante:
  1. Informa bien a los clientes de tus intenciones para que solo participen aquellos que lo deseen.
  2. Entrégales una hoja de asentimiento con la ley de protección de datos y recógela firmada.
  3. Por último, intenta proyectar el resultado a los clientes que te han ayudado lo antes posible. Si tienes la posibilidad, pásales el vídeo y como todo… que lo compartan y etiqueten a tu establecimiento.
Bueno, hasta aquí la idea. ¿Qué te parece?, si se te ocurre intentarlo, te suplico que me pases el vídeo, me encantaría ver cómo queda.
Yo, por mi parte iré mañana a participar en el que ha convocado el ayuntamiento de Torremolinos para celebrar el encendido de luces de Navidad. Iniciativa que me parece fantástica tanto para promocionar a Torremolinos en la red  como para incentivar las compras en los pequeños negocios.Aquí te dejo el enlace publicado hoy.
Te pido perdón por la calidad de las fotografías. En mi época eran los clientes los que amablemente me regalaban las fotos que habían tomado, las  mas actuales están en formato digital, pero las hacíamos entre nosotros con los teléfonos.
Además tengo que decirte que esta entrada no hubiera sido posible sin la colaboración de mis compañer@s Almudena, Rakel, Arne, Abel, Jaime, Aurora, Mario, Pidi y Alba. Te seguiré hablando de ellos.
Y con respecto a las “frozen” o estatuas vivientes, hablaremos largo y tendido…si quieres 🙂
Millones de besos
ROSA