¡El Micro, el COVID y el miedo que dan los dos!

 

El micro, de solapa, diadema, o de mano es el instrumento que nos ayuda a que nuestra voz sea escuchada por otras personas. En el caso de nuestro oficio, es una habilidad más que deberíamos desarrollar pues está muy valorada.

 

Pero hoy, por las circunstancias en las que nos encontramos vamos a hablar del micro, el caldo de cultivo que representa para virus y bacterias y cómo evitarlo.

 

Son varios los problemas de salud que podemos contraer al compartir los micrófonos con otros compañeros. No me quiero poner muy gráfica, que ya bastante respeto da coger un micro y ponerse a hablar como para también pensar que tenemos la boca de Godzilla pegada a la nuestra. Pero es una realidad y es primordial prestar atención.

 

Tú y yo sabemos que el micrófono debe estar a no menos de 10 centímetros de tu boca. Cómo, ¿no lo sabías? pues ya lo sabes.

Para darte una idea clara, te diré que un boli BIC mide 15 centímetros, si más o menos le suprimes la parte que ocupa el capuchón te quedan 10 cm. Y es a partir de esa distancia donde debes colocar el micro.

 

Piensa en la cantidad de micro gotitas que salen de tu boca y caen directamente sobre la rejilla del micrófono…da repelús, verdad…pues imagínate que coges el micro después de que lo ha usado tu querido compañero!!! Lo adoras, pero que ascazo estar a 10 cm de sus micro gotitas…Argggg 

 

(Y eso si estás a 10 cm, que muchos parece que nos lo queremos comer…si no que me expliquen por qué muchas veces parece que la rejilla está roja de pintalabios…o nó?)

Vale, vamos por partes para ver qué debemos hacer y cuales son las distintas posibilidades:

 

1º LIMPIA EL MICRÓFONO

Una buena limpieza de vez en cuando es indispensable y para esto, tenemos que desmontar el micro (solo las partes que se abren fácilmente, la rejilla y la parte de la batería) 

Limpiaremos la rejilla y la espuma que tiene dentro con agua y jabón y dejaremos que se sequen al aire.

Pasaremos un paño con alcohol por todo el mango del micro (la carcasa)y tendremos especial cuidado con el diafragma (membrana) ya que es muy delicada.

Aquí tienes un video dónde se explica claramente.

Ya tenemos el micro limpio y desde este momento lo que toca es mantenerlo y desinfectar mucho, mucho, mucho.

 

2º ESPUMA PROTECTORA PERSONAL

El micro siempre debería tener una espuma protectora.

En primer lugar porque están diseñadas para contrarrestar el ruido del viento y se nos va a escuchar mejor.

En segundo lugar porque se van a amortiguar los posibles golpes que reciba la rejilla.

En tercer lugar y en este momento histórico y pandémico lo más importante, porque  va a evitar la  Multi- Saliva.

Tenemos espumas protectoras de muchos tipos y calidades. Yo voto por las baratas y reconocibles. ¡Un color distinto para cada persona!

Son colores bonitos, no da lugar a error, las podemos lavar, son baratisimas…. y si las tratas con cariño te van a durar bastante tiempo.

Aquí puedes encontrar las que yo he usado, me llegaron rápidamente y siempre me han dado buenos resultados.

Fundas de espuma de colores para micrófono

 

3º FORRA EL MICRO

¿Te has dado cuenta que los reporteros de la tele durante la pandemia llevan el micro plastificado?

Pues es muy fácil de hacer, solo necesitas papel film y perder cinco minutos. Se trata de sacar la espuma protectora, forrarla metiendo el sobrante de film en el orificio y colocarlo de nuevo.

Esta es una opción fantástica si, a lo largo del día coge el micro la misma persona, cuando termina la jornada, cambia el film y listo. Además durante el día le puede dar con alcohol de vez en cuando.

 

4º FUNDA DESECHABLE

 

Estas no protegen de golpes y están hechas con algo parecido a lo que se fabrican algunas mascarillas. Son de un solo uso, pero están bien de precio y es una opción rápida e higiénica ¿Qué te parece?

 

4º DESINFECTA (Muchas veces)

Para esto, la mejor opción es el hidroalcohol en spray. Terminas de usar el micro, le das una pasadita (¡no muy cerca!) y a otra cosa mariposa.

Este spray está pensado para aparatos electrónicos. Es rápido y cunde mucho.

Hidroalcohol en Spray 200ml. Protect Label Higienizante multisuperficies 79% Alcohol


Vamos a recapitular para hacerlo bien y tal como yo lo haría:

1º Limpia el micro a fondo.

2º Cada uno su protector de micro limpio.

3º Desinfecta con spray para dispositivos electrónicos.

Estos son mis consejos para tener nuestra herramienta de trabajo en condiciones seguras.

 

Ahora que no tienes delante a Godzilla, te toca disfrutar del micro y aprender, si no sabes, a utilizarlo. Si estás empezando o te apetece ampliar tus conocimientos te aconsejo que te pases por este post donde te explico unos sencillos tips que te ayudarán a levantar el vuelo y a disfrutar de tus presentaciones con micrófono.

¡Te toca pasar a la acción! Si este post te ha parecido interesante te agradecería mucho que me des tu apoyo y que lo recomiendes, lo compartas y lo comentes…Para mí significa mucho 🙂

¡Pasa a la Acción!

Si te ha parecido interesante este post, no olvides registrarte aquí en mi lista, comparto recursos exclusivos para mis suscriptores y además te llevas directamente de regalo la Guía para Triunfar con Las Relaciones Públicas.

Por supuesto me vas a encontrar en Instagram, donde acompaño cada foto con consejos sobre el mundo de los establecimientos vacacionales y la importancia de la animación turística.