Todo lo que funciona en la calle puede funcionar dentro de un hotel.

Una de las cosas que primero hacen nuestros clientes una vez instalados, es informarse de cuando es el mercadillo de la zona,
¿O no?

 

Cada día están más de moda los mercadillos Pop Up.
“Son espacios comerciales temporales. La fugacidad de estos establecimientos, unidos a la originalidad con la que se decoran, aportan al cliente un carácter de urgencia, oportunidad y exclusividad que favorece las ventas. La clave del pop up es ofrecer una experiencia de compra única.”
Y nosotros queremos crear experiencias estéticas y que duren un tiempo determinado, ¿no?, entonces, parece que se puede complementar muy bien un hotel y un pop up market.

 

  Pues esta es la propuesta,

                              montemos un bonito Pop Up Market en el Hotel. 

Mercadillo Pop Up en un Hotel
Ejemplo de Pop Up Store en el exterior
Esto es también Animación Turística. Dependerá de la idiosincrasia del establecimiento, de la época del año, de las exigencias de la marca …si estará abierto al público en general o solo a nuestros clientes.

 

 

Si nos encontramos en un lugar con clima amigable, siempre es recomendable realizar esta actividad en zonas exteriores ya que es mucho más visual (zona de jardines, piscinas o terrazas), en su defecto siempre se puede montar en las zonas comunes interiores o habilitar un salón para ello.

 

Es necesario determinar un horario para nuestro mercadillo Pop Up

 Ya que el concepto Pop Up Market se enfoca en llegar, montar, impresionar, vender y desmontar, pensemos en lo siguiente:
Si se emplaza en zonas comunes (externas o internas) los vendedores deben llegar y montar antes de que los clientes comiencen su actividad diaria. Recordemos que nuestro objetivo no es vender (luego aclaro este punto), si no sorprender, animar, dar un extra a lo que ellos esperaban y esto solo se consigue con la magia de “Anoche esto no estaba”.
Cuando nuestros huéspedes lleguen al lugar debe estar todo listo para su servicio. Es importante que parezca que apareció perfecto a golpe de barita mágica. No hay nada que de peor impresión que ver algo a medio montar. Esto último, por favor, procura no olvidarlo.
Podemos enfocar esta actividad durante todo el día, desde el desayuno hasta la cena, o por qué no por la tarde/noche, una vez que nuestros clientes terminen de cenar pueden encontrar este precioso Pop Up iluminado con guirnaldas.
Si el presupuesto lo permite un DJ acompañado por otros músicos, la promoción de cocteles especiales y unas buenas relaciones públicas harán de nuestra noche nuestro evento redondo.
Pop Up Store en un Hotel
Ejemplo de Pop up Store
Es normal que, en temporada alta, cuando el hotel esté lleno hasta la bandera, sea difícil llevar a cabo esta actividad debido a la falta de espacio que suelen presentar, aunque sería bueno valorar si nos puede solucionar una noche.

 

Directrices, hilo conductor, consonancia, uniformidad a lo largo del Pop Up

Nosotros buscamos a los colaboradores. Al iniciar una tarea de este tipo lo primero que necesitamos es tener claro quién va a venir a exponer en nuestro establecimiento. Debemos visitar los Pop Up de la zona y hablar con las marcas que nos resulten interesantes para hacerles la propuesta. Con el tiempo, si nuestra actividad tiene buena acogida, serán ellos quienes se pongan en contacto con nosotros.

Los detalles vintage ideales para los Pop Up
Es nuestra tarea decidir cuánto espacio se adjudica a cada “comercio” y cuál es la estética a seguir. No queremos convertir nuestra terraza en el mercadillo municipal, por lo tanto, somos nosotros los que tenemos que tomar las riendas.
Tendremos unas directrices claras en cuanto a materiales, expositores, decoración….
Determinaremos el espacio para cada colaborador, dispondremos de detalles para crear una armonía entre los distintos puestos (Sombrillas de los tonos que queramos, banderines de tela, bolas de vasos con flores a tono, macetas con plantas, cajas de fruta envejecidas, palets…), preveremos los puntos de luz necesarios… El resultado debe ser bonito, especial y atrayente.
Pop Up Store en un Hotel

¡Nuestro objetivo no es vender!,

Bien, a priori nosotros queremos crear una experiencia, hacer que nuestros clientes nos recuerden con cariño y por supuesto que quieran regresar y que nos recomienden.
Eso sí, si nosotros no nos lucramos de manera directa con esta actividad, y digo de manera directa porque este tipo de actividad debe si o si incentivar los ingresos en nuestros puntos de venta de alimentos y bebidas, los pop up stores (los vendedores) si deberían obtener un beneficio, en caso contrario no querrán regresar. Y, ¿Podemos hacer algo para que vendan?, claro que podemos:

 

  • Buena planificación. Si te ven seguro y serio, ellos también lo tomarán en serio.
  • Buena elección de las stores (Si tu hotel está lleno de niños, no pongas juguetes de “tuppersex”, por favor) Piensa en tus clientes y sus nacionalidades, si tienen que viajar lejos es probable que no puedan llevarse una preciosa mesa, pero podría encantarles una bonita botella de aceite de oliva con denominación de origen en un packaging especial. Y sobre todo ten en cuenta que lo bonito gusta a casi todo el mundo.
En último lugar, comentarte, que, aunque diga que nuestro objetivo no es vender, si quisiera recordarte que son las pop up stores las que pagan pon exponer, así que si cuentas con un buen emplazamiento y la “prueba” te funciona, no está de más que os planteéis sacar un mayor provecho de esta fantástica actividad.

 

 “Impactar, crear emociones o sorprender, son algunos de los principales objetivos de las Pop Up Store, y también de la Animación Turística.
Los pequeños detalles, hacen grandes
momentos.
Te invito a dar tu opinión, aportar tus experiencias y a compartir esta entrada si te ha parecido interesante y por supuesto te animo a exprimir tu imaginación!

Muchos besos